jueves, 24 de noviembre de 2011

Scalextric

Los maridos malenis disfrutan de sus juegos infantiles mientras sus esposas hornean muffins

3 comentarios:

Miss Gwilt dijo...

Cary Grant fue un marido maleni!

Leonor de Parma dijo...

Estoy por hacer un curso intensivo de maleni.
Aunque te digo..., en mi casa no se monta un scalestrix diabólico.
Mi esposo puede jugar al parchís, mientras yo, pongo un caldo de invierno.

Blog Maleni dijo...

Yo fui a casa de unos amigos en las que el marido tenía un scalextric colgado del techo del salón, el cual bajaba para jugar. El matrimonio no duró ni dos asaltos.